“La lucha por la justicia. Sobrevivir a la violencia y reconstruir un proyecto de vida”

Sábado 18 de marzo | 12:30 h

Ana Pardo de Vera Posada,
periodista

Licenciada en Filología Hispánica por la Universidad de Santiago de Compostela, y Master en Medios de Comunicación y estudios de Ciencias Políticas y Sociología por la Universidad de A Coruña, la lucense Ana Pardo de Vera Posada es una de las pocas mujeres que dirigen un diario en España, al mando del diario digital Público, en el que había sido corresponsal destinada al seguimiento de la actividad institucional exterior e interior del Presidente del Gobierno desde 2007 hasta 2009, y desde 2012 corresponsal política, además de colaboradora de medios como Onda Cero Radio (“Julia en la onda”), Telecinco (“El Programa de Ana Rosa”), Cadena COPE, Cuatro y La Sexta, donde fue integrante de la tertulia de “La Sexta Noche” hasta 2016.

En su primera etapa como periodista publicó en Diario Sur, La Voz de Galicia, Diario 16, Tiempo o El Siglo de Europa, y durante la etapa del Gobierno de Zapatero fue asesora de Comunicación en los ministerios de Defensa; Industria, Energía y Turismo; y Vicepresidencia de Política Territorial.

Es autora del libro En la maleta de Zapatero (2013), sobre sus viajes con el ex presidente y la política exterior del PSOE durante esos años.

Claudia Hernández,
activista y directora de FS de Guatemala

En 1999 se descubrió que uno de los dirigentes de la Unión Revolucionaria Nacional de Guatemala (URNG) abusó sexualmente de su hijastra, Claudia Hernández, durante 5 años, cuando la niña tenía 7. Su madre, Norma Cruz, decidió enfrentarlo en los tribunales, en un juicio (2002), al que asistieron numerosos grupos sindicales vinculados a la URNG, así como ex funcionarios de organismos internacionales, a brindar apoyo al acusado, quien alegó que aquello era una persecución política y que había defendido los derechos de las mujeres durante los acuerdos de paz. El padrastro fue sentenciado a 20 años, pero, tras apelar y mover sus influencias, la pena fue rebajada a 8. En 2003 Norma Cruz creó la Fundación Sobrevivientes (FS), que se ha convertido en un emblema de la lucha contra la violencia intrafamiliar y sexual de la mujer y la niñez, y contra la impunidad y la indefensión de un sistema ineficiente legalmente aunado al entramado de corrupción que opera en el país. La FS también protege a las madres cuyos bebés son robados en las adopciones internacionales y ha dado voz a cientos de víctimas de violencia doméstica y de abuso sexual, además de a las familias de mujeres asesinadas. Su trabajo ha beneficiado a 20.000 familias. Amenazada de muerte (Amnistía Internacional designó su trabajo como “caso prioritario” en 2011, cuando las oficinas de la FS fueron dañadas por una bomba), Mujer de Coraje por el Departamento de Estado de EEUU (2009), Insignia de Caballero de la Legión de Honor en 2011, Norma acaba de entregar la dirección de la fundación a su hija Claudia, una sobreviviente que ha reconstruido su proyecto de vida. Licenciada en Criminología, tiene un hogar y un testimonio que ha sido inspirador para muchas mujeres y niños víctimas de la violencia.

“Sin memoria no es posible la paz. Las Madres de Soacha y el escándalo de los falsos positivos en Colombia”

Sábado 18 de marzo | 18:00 h

Alicia Gómez Montano,
periodista

Directora, desde 2004 y hasta su destitución en 2012, del programa de TVE “Informe Semanal” y de los Programas no Diarios de los Servicios Informativos, Alicia Gómez Montano es doctora en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid. Su carrera profesional está vinculada en gran parte a RTVE, primero en Radio 3 y más tarde en el Centro Territorial de Navarra, como Jefa de Informativos, y en los servicios centrales de TVE, como Jefa del Área de Nacional de Telediarios. Ha firmado numerosos reportajes de televisión, especialmente para “Informe semanal” y ocasionalmente para “La noche temática”. Anteriormente también había trabajado en la Cadena SER y había colaborado en diversos medios, como las revistas Qué leer y Fotogramas. Actualmente continúa su labor en el programa “En Portada”.

Medalla de Plata 1998 del Festival de Nueva York por el reportaje La vuelta de los voluntarios de la libertad, emitido en “Informe Semanal”, en 2006 Gómez Montano, que apuesta por el rigor y la reflexión, por la ética y la deontología en el periodismo actual –algo que no siempre se produce, como ha dicho en alguna entrevista-, obtuvo el Primer Premio de Investigación sobre Comunicación Audiovisual del Consell de L’Audiovisual de Catalunya (CAC). Ha publicado el libro La manipulación en televisión, (2006) y ha impartido cursos y conferencias en diversas Universidades.

Luz Marina Bernal (Madres de Soacha),
activista en Colombia

Hace 9 años en Soacha, un municipio cercano a Bogotá, desaparecieron 19 jóvenes sin conexión aparente. Las madres comenzaron a buscarlos, y tras 8 meses dieron con una fosa común que contenía sus cuerpos. Habían sido secuestrados y asesinados haciéndolos pasar por guerrilleros muertos dentro del marco del conflicto armado que vive el país. ¿Objetivo? Presentar buenos resultados por parte de las brigadas de combate y el incentivo de cobrar las recompensas que otorgaba el gobierno de Uribe Vélez por la captura de insurgentes.

Las querían calladas. “Pensaron que aquellas madres pobres y viejas no tendrían manera de buscar a nadie, pero aquí estamos”, afirma Luz Marina Bernal, una de las madres de Soacha cuyo hijo, Faír Leonardo Porras Bernal, un chico de 26 años con discapacidad, fue asesinado en enero de 2008. Fue el primer caso del escándalo de los falsos positivos, un caso emblemático en la historia de los crímenes de la humanidad. Faír tenía mentalidad de niño, pero el fiscal le dijo que era el líder de un grupo narcoterrorista y los resultados forenses revelaron que había muerto 4 días después de su desaparición. “Yo le cuidaba cada día, no podía valerse por sí mismo. Es imposible que se hubiera hecho guerrillero en 4 días”, narra. Las madres de Soacha se unieron en una batalla jurídica contra la manipulación y la impunidad, enfrentándose a todo un Estado. Por el asesinato de Faír acabaron condenando a 6 militares, aunque el de mayor rango huyó.

Galardonadas con diversos reconocimientos, se han subido a las tablas para ser parte del elenco de Antígona, Tribunal de Mujeres, dirigida por Carlos Satizábal, un proyecto de memoria y voz de sobrevivientes del conflicto que vive Colombia. El Estado asesinó a sus hijos como criminales de guerra y ellas se han alzado firmes ante el poder y ante el mundo para contar quiénes fueron sus hijos realmente.

“Contra el matrimonio infantil y los ritos de iniciación sexual en niñas”

Sábado 18 de marzo | 20:30 h

Rosa Mª Calaf,
periodista

Su vida está ligada al reporterismo. No en vano es una de las periodistas españolas más veteranas, con más de 39 años de trabajo a sus espaldas, y con más experiencia como corresponsal de TVE, de cuya plantilla formó parte desde 1970. Fue miembro del equipo fundador de la televisión de Cataluña TV-3 y desempeñó el cargo de directora de programación y producción. Abrió la corresponsalía de Moscú, la de Viena y reestructuró la de Buenos Aires. Además, ha sido corresponsal en Nueva York y en Roma, y ha recorrido 170 países en busca de aquello imprescindible de ser contado de manera objetiva y al mismo tiempo cercana, una de sus señas de identidad como profesional.

Entre sus innumerables premios figuran el Women Together, otorgado por su trayectoria profesional en favor de la lucha por la igualdad, el Cirilio Rodríguez al mejor trabajo de enviados especiales en 2007, el Ondas 2001 o el Nacional de Periodismo de Catalunya en 2009.

Su último destino como corresponsal jefe para Asia-Pacífico le permitió cubrir una amplia zona de interés (de Pakistán a Nueva Zelanda) desde el punto de vista informativo. Se vio obligada a jubilarse en diciembre de 2008 tras el ERE de TVE, y se despidió con un reportaje sobre el conflicto en el sur de Filipinas. Reportera en Chechenia o Timor, aun en riesgo para su vida ha ejercido su profesión desde la pasión por informar y contar la verdad, desvelando y denunciando injusticias, muchas protagonizadas por mujeres.

Theresa Kachindamoto,
activista y gobernadora de distrito en Malaui

Malaui es uno de los países menos desarrollados y más densamente poblados del continente africano, con una tasa de infección por VIH del 10% y una esperanza de vida de 45 años. Pero también un país donde se mantiene uno de los índices más altos de matrimonios infantiles, las chicas son sometidas a rituales de iniciación sexual, y la muerte materna es un factor de mortalidad entre los 15 y 19 años (70.000 mujeres cada año).

Descendiente de jefes tribales, Theresa Kachindamoto gobierna desde hace 15 años Dezda, uno de los 27 distritos de Malaui que reúne a casi un millón de personas. Cuando vio a niñas de 12 años paseando a sus hijos, comenzó su lucha. A pesar de que el parlamento de Malaui aprobó en 2015 una ley que prohíbe el matrimonio infantil antes de los 18 años, en el derecho consuetudinario las niñas todavía pueden ser casadas con el consentimiento de sus padres. Por eso Kachindamoto convenció a los jefes tribales para que se posicionaran contrarios al matrimonio infantil, siendo la figura de estos reconocida como autoridad por los cabeza de familia. En verano de 2015, había suspendido 330 matrimonios. Hoy, el número asciende a más de mil. Además, esta líder cuya labor ha sido reconocida por las Naciones Unidas, también ha prohibido las prácticas de iniciación sexual, que incluyen el envío de las niñas a campamentos de “fumbi kusasa” (limpieza), donde se les enseña a “complacer a los hombres”. Algunas son graduadas al tener sexo con el maestro. Otras regresan a sus hogares para perder su virginidad con los “hyena” (hombres contratados por los padres o posibles maridos). De ahí la importancia de la educación. “Si las niñas tienen acceso a la educación, podrán ser y tener lo que quieran, serán mujeres libres que podrán continuar liberando a otras y la comunidad tendrá futuro”, expresa.

*Traducción simultánea. Se abrirán las puertas media hora antes del diálogo

“Cómo la unión, la oración y el sexo transformaron una nación en guerra”

Domingo 19 de marzo | 12:30 h

Pilar Requena,
periodista

Siente debilidad por Afganistán y Pakistán, países en los que muchas mujeres viven sin gozar de derechos, como ha reflejado en algunos de sus reportajes para el programa “En Portada”, de TVE, donde trabaja desde 2004 como reportera. Pilar Requena, profesional de amplia trayectoria, ha sido redactora en la Sección de Internacional de los Servicios Informativos de TVE. Enviada especial para cubrir acontecimientos como la unificación alemana, la guerra del Golfo, elecciones en Alemania, Austria o Turquía, cumbres de la OTAN y de la UE, fue posteriormente Corresponsal en Berlín para Alemania y Europa Central, desde donde informó sobre la Berlinale en distintas ediciones, el terremoto de Turquía en 1999, el accidente del YAK42 en Trebisonda o los atentados de Estambul de 2003. Ha viajado a Bosnia, Rumania, Bulgaria, Polonia, República Checa, Eslovaquia, Hungría, Palestina, Serbia, Kosovo, Uganda, Libia, Israel, Liberia, Indonesia o Irak para realizar reportajes. Ha cubierto para TVE la guerra en Georgia y en 2009 estuvo en Pakistán y también en Afganistán, informando e investigando sobre el conflicto en ese país.

Ha sido profesora asociada de Relaciones Internacionales en la UCM hasta 2016 y es profesora de la IE University, ponente habitual en diversas conferencias sobre temas de actualidad internacional y terrorismo, y ha recibido el Premio Internacional de Periodismo Rey de España 2003, el Premio Europeo Civis 2006 y el Premio Salvador de Madariaga 2007. Es autora del libro Afganistán.

Leymah Gbowee,
activista, Premio Nobel de la Paz 2011

Responsable del movimiento pacífico de mujeres que logró poner fin a la segunda guerra civil de su Liberia natal, Leymah Gbowee lideró la elección de Ellen Johnson como presidenta de su país, y, junto a ella y Tawakkul Karman, fue galardonada en 2011 con el Premio Nobel de la Paz.

Gbowee vivió los horrores de la guerra en Liberia mientras fue adolescente y se convirtió en madre. Tuvo que preservar su vida en un campo de refugiados en Ghana, y al regresar a su país también hubo de enfrentarse a un marido que la golpeaba. Comenzó a “formarse para transformarse” y fue asignada en Sierra Leona como responsable de un grupo de refugiadas que habían sido violadas. Una de ellas soñaba con volver. Cuando estaba amamantando a su bebé, un soldado le había cortado el pecho. “¿Cómo puedes querer volver?”, le preguntó Gbowee. “¿Y dejar que ellos ganen?”, respondió ella. Gbowee nunca olvidó estas palabras. Regresó a Liberia, y en 2002, en el mercado de pescado de la capital, decidió congregar a mujeres cristianas y musulmanas en el grupo Acción Masiva para la Paz de las Mujeres de Liberia, con el fin de rezar y realizar protestas pacíficas por la no violencia, como la huelga de sexo, por la que se forzó a los hombres a deponer las armas. Miles de mujeres presionaron para conseguir un diálogo de paz con el presidente Charles Taylor y negociar con los rebeldes. Vestidas con camisetas blancas, se convirtieron en una fuerza política contra la violencia, y han liderado con éxito la petición de paz en otros países africanos. Su labor para destituir a Taylor fue plasmada en el documental Reza para que el diablo regrese al infierno y en 2011 publicó Un sueño de paz: la lucha de una mujer liberiana por cambiar su destino y el de su país. “No hay modo en que puedas construir la paz si dejas fuera a las víctimas”, asegura, destacando la necesidad de que las mujeres estén presentes en las actividades que impulsan la marcha de un país.

*Traducción simultánea. Se abrirán las puertas media hora antes del diálogo

“Actuar ante la indiferencia. Mejorando el mundo de los refugiados desde la Isla de Lesbos”

Domingo 19 de marzo | 18:00 h

Leila Nachawati,
periodista y activista

De padre sirio y madre gallega, Leila Nachawati, criada en castellano y concienciada en árabe, es en España una de las voces más destacadas de la revolución siria. Licenciada en Filología Inglesa y en Filología Árabe, Master en Cooperación Internacional, es especialista en comunicación, Derechos Humanos, y relaciones internacionales y colaboradora de Global Voices Online, Global Voices Advocacy, Al-Jazeera, El Mundo y eldiario.es.

Es cofundadora de SyriaUntold, un portal y agregador de contenidos sobre el movimiento civil sirio y su contenido creativo y artístico, donde ha gestionado la comunicación y la traducción de textos del árabe al inglés, y desde 2014 responsable de Comunicación de APC.org, red de activistas que apoya a personas y organizaciones a través del uso de las TIC.

Ha vivido en Siria, España, México, Marruecos y EEUU. Regularmente ofrece charlas, talleres y conferencias en foros como Newsxchange, Nonick sobre tendencias en Internet, The Campus Party Millenium, Re: publica y o el Ars Electronica Festival.

Es, además, profesora de Comunicación en la Universidad Carlos III de Madrid, donde dicta clases de Periodismo Internacional, Violencia en los Medios, y Comunicación y Participación Ciudadana en la Red. Recientemente ha publicado su primera novela: Cuando la revolución termine, en la que muestra el movimiento de desobediencia civil que protagonizó una generación de hombres y mujeres sirios, en su evolución desde las movilizaciones pacíficas desafiando a una dictadura de décadas, hasta la represión y la guerra abierta que vive actualmente Siria.

Melinda MacRostie,
activista en la Isla de Lesbos

Durante siglos, la isla griega de Lesbos ha sido visitada por su atmósfera de ensueño. En el verano de 2010, un tipo diferente de viajero comenzó a llegar: hombres, mujeres y niños desesperados que huían de la guerra arriesgando sus vidas en un viaje peligroso. La australiana afincada en Lesbos Melinda MacRostie no podía ser indiferente ante lo que veía. Propietaria del restaurante The Captain’s Table, en el puerto de Molyvos, creó un campo improvisado de refugiados al lado de su local y les proporcionó comida y una bienvenida digna. Pero cuando llegó el verano de 2015, los 100 refugiados que llegaban cada semana se convirtieron en 1.000 al día. Fue entonces cuando decidió movilizar y coordinar a un grupo de voluntarios, turistas y vecinos que pronto estuvo formado por 1.500 personas, y creó la Starfish Foundation para alimentar, vestir y proporcionar asistencia médica a más de 200.000 refugiados: el 23% del total que llegó a Grecia en ese año.

MacRostie consiguió que estas personas entregasen su tiempo, dinero y esfuerzo para asegurarse de que los recién llegados no estuvieran solos antes de seguir su viaje a Mytilene, donde se les facilitaban los papeles para continuar hacia el continente. Organizó un campo de tránsito en el aparcamiento de una discoteca con la ayuda de ACNUR, Cruz Roja y Comité Internacional de Rescate (IRC) e hizo que la distribución de paquetes de alimentos fuera posible. A finales de marzo de 2016, el acuerdo entre la UE y Turquía entró en vigor, y las llegadas se relegaron a Moria, por lo que Starfish distribuyó los mismos paquetes de almuerzo en el centro de detención. Durante los meses más fríos ayudó a garantizar que tuviesen lugares calientes para dormir en la isla. Una isla que, habiendo capeado el temporal de inmigrantes y voluntarios, se enfrenta hoy a la reconstrucción de su economía turística.

*Traducción simultánea. Se abrirán las puertas media hora antes del diálogo