Desde el teatro

No hay papel, con Beatriz Bergamín y Ángeles Martín

Viernes 17 de marzo | 20:30 h

“Tienes dos piernas, dos brazos, dos orejas, dos ojos, dos tetas… ¿Cuántos corazones tienes? Uno, y te basta. Y una sola vida para intentar ser feliz. Y si sólo hay una, hay que gastarla bien”… “Aprende a ser la (el) que sueñas y no a soñar la (el) que eres”… No hay papel es una obra de teatro escrita desde el presente más absoluto por Beatriz Bergamín, que aborda precisamente la necesidad de aferrarse con alegría y lucidez al aquí y ahora como único lugar en el mundo.

Interpretada por dos actrices de prestigiosa trayectoria, la propia Bergamín y Ángeles Martín, y dirigidas por un director valorado en la escena española, como es Víctor Velasco, No hay papel
es un pedacito concreto de la historia de dos mujeres que no tienen miedo al cambio desde la conciencia de que es posible perderlo todo, menos justamente la dignidad. Entre el deseo de salir adelante y el desarraigo de no poder vivir fuera o lejos de su pasión, Julia y Clara se agarran a la dolorosa y luminosa emoción de afrontar el cambio y tomar decisiones, es decir, la vida. Porque están vivas. Una historia que mira hacia delante tratando de abrir otro camino, una ventana, un cambio; quizá porque un futuro mejor sólo es posible cuando ya no hay esperanza pero hay deseo, verdad y unas ganas de vivir que imprimen de honestidad los actos, las palabras, la poesía y las decisiones: una necesidad absoluta de seguir, sin dejar de ser uno mismo. Pero además, No hay papel son retazos de la historia real de las dos actrices, que entrelazan la palabra de sus personajes con textos directos sobre sí mismas, exponiéndose ante el espectador en un ejercicio de pornografía emocional sin red.

Una pieza escénica que entrelaza lo prosaico con lo poético y la ficción con la realidad, que combina a la perfección dos planos: teatro de palabra y teatro documento. Porque sí hay papel, cuando hay personas.