Isatou Jeng, en un momento de la charla conducida por Pilar Requena. Fotos de Fran Bernardino